sábado, 30 de agosto de 2014

BAUMKUCHEN O TARTA DEL ÁRBOL

Este verano he pasado mis vacaciones en Austria y Munich. Disfruté mirando los pasteles y la cantidad de diferentes panes que tienen, es una verdadera delicia.
He venido con muchas ganas de ponerme con estos pasteles tan típicos de allí y adaptarlos a la dieta sin gluten.
Esta tarta se caracteriza porque ha simple vista se ven líneas de división de diferentes capas de bizcocho. También se le llama bizcocho rallado.
No es difícil pero sí es entretenida, precisamente por que se hacen las capas una a una y el proceso es un poco lento, pero el resultado final es exquisito y si se tiene un buen rato disponible y ganas merece la pena probarlo.
Aquí os dejo la receta que encontré en una web alemana. 
Utilicé un molde de plumcake de 30cm.


Ingredientes

  • 150g de pasta de almendras
  • 200g de mantequilla blanda
  • 75ml de leche
  • 6 huevos (M)
  • 100g de azúcar glass
  • 100g de azúcar blanco
  • 100g de harina de trigo (yo utilicé harina de arroz)
  • 50g de maizena
  • una pizca de sal 
  • mantequilla para untar el molde 


La mantequilla deberá estar a temperatura ambiente así que hay que sacarla de nevera con antelación.

Separamos las yemas de las claras de los huevos y reservamos.

La pasta de almendras se obtiene de moler almendras blancas peladas y azúcar en una proporción de 60% de almendra y 40% de azúcar.
En Austria y Alemania esta pasta la encuentras en todos los super mercados. Aquí no existe o yo lo desconozco, así que la substituí por turrón de yema tostada que tenía guardado.
Tiene una gran concentración de almendra y pensé que se asemejaría bastante en el resultado. 

Cortamos la pasta y la mantequilla en cubos pequeños.

Ponemos a calentar la leche en un cazo a fuego lento y le echamos la pasta de almendras. Con unas varillas vamos removiendo constantemente hasta que se deshaga la pasta totalmente.

Ponemos en un bol la mantequilla y la batimos hasta conseguir una crema. 
Cogemos el azúcar glass y lo repartimos en dos boles.
Añadimos gradualmente el azúcar glass del primer bol a la mantequilla junto con la pizca de sal y removemos.
Ahora hay que añadir las yemas a la mezcla. 
Con cada una de las yemas que agregamos añadimos un poco de azúcar glass del segundo bol y mezclamos. 
Hasta su total integración no incorporamos la siguiente.

Incorporamos la mezcla de leche y pasta de almendras y mezclamos.

Batimos las claras a punto de nieve y a la mitad del proceso le incorporamos el azúcar blanco que teníamos reservado. Las claras pasarán a tener consistencia de merengue.

Separamos un tercio de las claras montadas y las incorporamos a la mezcla de almendra y mantequilla con ayuda de una espátula. 

Tamizamos las harinas y las añadimos poco a poco al bol donde estaban el resto de las claras. Vamos mezclando con movimientos envolventes hasta su integración.
Luego esta mezcla se incorpora a la mezcla de la mantequilla.

Precalentamos el horno a 250º solo con la posición de grill (superior). La rejilla donde pondremos el molde debe estar en el centro del horno.

Cogemos el molde de plumcake y lo engrasamos con mantequilla.
Le echamos una capa de masa de unos 3mm de espesor y lo metemos en el horno a gratinar. 
Cuando la capa esté dorada se saca el molde del horno y se le añade la siguiente y así hasta terminar con toda la masa. Hay que tener cuidado con no quemarse.

No sabía el tiempo que tenía que estar, así que fui probando y vi que la capa se doraba a los 7 minutos. Esto dependerá de cada horno. Recomiendo empezar con 3-4 minutos e ir subiendo el tiempo hasta ver que el bizcocho se ha dorado.


Ingredientes glaseado espejo

  • 60g de nata líquida 35% materia grasa
  • 90g de azúcar blanco
  • 75g de agua mineral
  • 30g de cacao puro Valor
  • 2 hojas de gelatina


Necesitamos disponer de un termómetro.

Hidratamos en agua las hojas de gelatina durante 5 minutos.
 
En un cazo ponemos la nata, el azúcar y el agua y mezclamos.Lo llevamos a ebullición y cuando comience a hervir le añadimos el cacao. Removemos bien con las varillas.

Dejamos cocer hasta que la temperatura llegue a 103º y entonces lo retiramos del fuego.
Ahora esperamos hasta que la temperatura descienda a los 60º y le añadimos la gelatina bien escurrida. Removemos bien con varillas hasta que se disuelva totalmente.

Esperamos hasta que la temperatura descienda a los 30º y entonces glaseamos el bizcocho y lo decoramos.

Bon apetit¡


 









2 comentarios:

  1. Que aspeto tentador, uma verdadeira delícia.

    Recordo que há passatempo a decorrer no meu blog para Portugal e Espanha, é fácil participar. Convido a ver:

    http://pratocaseiro.blogspot.pt/2014/08/passatempo-receita-mais-fresca-deste.html

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias¡
    Me pasé a ver tu blog y es una maravilla, te seguiré!

    ResponderEliminar